Si todos te aplauden, quizás no seas muy bien cristiano

El estado natural de la Iglesia es la persecución. Como la sal cura las heridas escociendo, la Iglesia mueve al mundo a convertirse de sus pecados y esto le duele al mundo, que constantemente a lo largo de la historia de uno u otro modo a perseguido o señalado a los cristianos.

Colaboradores de su Misericordia

En la multiplicación de los panes y los peces el Señor resuelve un problema puntual: se han quedado sin comida y pueden desfallecer. Pero su enseñanza a los apóstoles es eterna y llega hasta nuestros días: sed colaboradores de la Misericordia de Dios. Muchas veces somos testigos de ella, a veces beneficiarios de ella. El… Seguir leyendo Colaboradores de su Misericordia